ESPACIO PARA LAS VOCES DEL ABYA YALA

15 años sin Julio López

Fotografía: Gerardo Dell’Oro

Desaparecido en democracia el 18 de septiembre de 2006 en La Plata, Buenos Aires, Argentina.

A 15 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López, testigo clave en el primer juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, su hijo Rubén se quejó de que la causa que investiga el hecho «está en lo mismo que siempre. En la nada».

En declaraciones a Radio Estación Sur, Rubén López señalaba «la causa está en lo mismo que hace 15 años, en la nada. No se ha investigado como corresponde. No se sabe. La investigación es nula al no darnos una conclusión exacta de lo que pasó. No soy yo quien tenga que responder eso (sobre el estado del expediente), sino el fiscal que lleva adelante la investigación».

El día que volvió a desaparecer

El 18 de septiembre de 2006 Julio López desapareció luego de salir a la mañana de su casa de Los Hornos. Se dirigía al centro de La Plata a escuchar la sentencia de un juicio que fue histórico. Era el primero que se iniciaba luego de que fueran declaradas nulas las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y la Corte Suprema las declarara inconstitucionales.

Además, después de treinta años de lucha se estaban juzgando por primera vez hechos ocurridos en el marco de un genocidio y  secuestros, torturas y crímenes bajo las órdenes del Estado llevado adelante por las fuerzas represivas para aniquilar a una generación de obreros, intelectuales y estudiantes militantes que luchaban por cambiar de raíz la sociedad.

Su testimonio en ese juicio fue central, ya que detalló cómo el propio Etchecolatz dirigía y ejecutaba las sesiones de tortura y los asesinatos. Él vio con sus propios ojos las ejecuciones de Patricia Dell’Orto y Ambrosio De Marco. Su relato de aquellos hechos fue esencial para lograr la condena del genocida.