ESPACIO PARA LAS VOCES DEL ABYA YALA

Día del acullico y la demonización de la hoja de coca 

Por Noelia Carrazana

Desde 2016 el Estado Plurinacional de Bolivia conmemora el 11 de enero como el Día Nacional del Acullico, un acto que trasciende el simple masticado de la hoja de coca; es una costumbre que los pueblos andinos conservan desde antes de la llegada del conquistador. La coca al tener una gran cantidad de hierro y calcio es fundamental en la dieta de millones de personas no solo en los países productores, sino también en países como Argentina, donde existe una gran población que consume diariamente hojas de coca.

La hoja de coca fue fundamental para la vida y era incluso parte de pago en la época de la colonización de nuestro abya yala, las personas no solo se refugiaban para suplir el alimento que no tenían, sino que también se puede usar en ceremonias espirituales, siendo la más conocida la ceremonia de la pachamama.

Esta hoja tiene también uso medicinal a través de infusiones y sirve de materia prima en la producción de harina, dulces, bebidas energéticas, mates, licores y dentríficos, entre otras aplicaciones.

Hoy uno de los países productores de hoja de coca, Ecuador se encuentra a instancias de una posible intervención norteamericana por la avanzada de grupos delictivos asociados al narcotráfico, mientras Bolivia, a pesar de la crisis mundial tiene una país estabilizado económica y socialmente. 

Varios analistas ecuatorianos indicaron que durante el gobierno de Rafael Correa hubo mayor inversión en cárceles, educación y salud y a partir del ingreso de la llegada de Lenin Moreno se dejó de invertir en estos sectores y a partir de allí comenzó la crecida del narcotráfico.

La hoja de coca en estado natural, como es la forma en que consume la mayoría de la población no produce ningún efecto psicotrópico, pero por toda la propaganda que existe desde los medios de comunicación tiene una imagen negativa, siendo sus beneficios totalmente beneficiosos para la población.

Foto: La Jornada.bo

Noelia Carrazana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *